Otro chiste de Francisco sobre el ego argentino: “Todos esperaban que me pusiera Jesús II”

Anuncios